alquiler de vivienda

(EFE). La Conselleria de Vivienda ha publicado en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGV) las bases que regulan las ayudas de alquiler de vivienda para 2017 que favorecen el acceso a la vivienda, contemplado en la nueva Ley por la Función Social de la Vivienda.

Según ha informado la Conselleria en un comunicado, de estas ayudas, contempladas dentro del Plan Estatal de Vivienda, se benefician todas aquellas personas que cumplan los requisitos de límite de alquiler y de ingresos, que no podrán ser superiores a tres veces el IPREM.

Las subvenciones pueden llegar hasta un 40 % del precio del alquiler con un máximo de 2.400 euros anuales y, por primera vez, este año la Generalitat realizará una aportación adicional de un 10 %, hasta un máximo de 3.000 euros, para aquellas personas con especial vulnerabilidad.

Se subvencionarán todos las facturas de alquiler desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2017.

Según ha explicado la directora general de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana, Rebeca Torró, la convocatoria de estas ayudas se ha podido adelantar al mes de abril “gracias a la previsión presupuestaria de la Generalitat, ya que este año es de prórroga y el Ministerio va muy lento en los plazos para firmar los convenios”.

Por ello, desde la Generalitat “se hizo una previsión en los Presupuestos de 2017 para no tener que depender de la firma con el Ministerio de Fomento y poder avanzar la convocatoria de estas ayudas”.

La fórmula adoptada, al presupuestar tanto la parte del Ministerio (8 millones de euros) como la de la Generalitat (587.850 euros), permite adelantar la convocatoria y posteriormente, a través de la firma del convenio, el Gobierno central transferirá su parte a la Generalitat.

La Conselleria de Vivienda ha aumentado la partida económica para estas ayudas que ascenderá a un total 8,5 millones frente a los 7,9 del año pasado.

La directora general ha recordado que también “se han ampliado los grupos prioritarios y flexibilizado las ayudas para que lleguen a más personas”.

Además de las personas afectadas por un desahucio, los jóvenes menores de 30 años y las familias monoparentales y numerosas, también tendrán prioridad las personas con diversidad funcional, las mujeres víctimas de violencia machista, los jóvenes extutelados y las personas con renta garantizada de ciudadanía reconocida.

Este año también se han adaptado las ayudas a la nueva Ley por la Función Social de la Vivienda, que entró en vigor el pasado 1 de marzo, y, de esta manera, tendrán prioridad aquellas personas que estén en el Registro de Demandantes de Vivienda contemplado en la ley.

Además de esta mejora, la Conselleria también mantiene la extensión al resto de municipios que quedaban limitados por el anterior gobierno y de esta manera pueden optar a estas ayudas los ciudadanos de todos los municipios de la Comunitat Valenciana al margen del número de habitantes que tenga la localidad donde vivan.

Asimismo, según ha explicado Torró, este año, también como novedad, la tramitación de las ayudas se realizará de forma telemática, lo que supondrá “más comodidad para los solicitantes y mayor celeridad en la tramitación”.

Los interesados disponen de toda la información que necesiten en la página web de la Coselleria de Vivienda y en el teléfono 012.

El plazo de solicitud será de dos meses a partir de la publicación de la convocatoria en el DOGV que se realizará la semana que viene.

Compartir