La Diputación de Valencia, a través de la empresa pública Divalterra, el Ayuntamiento de València y la Mancomunitat de Municipis de l’Horta Sud han puesto en marcha el Plan de Empleo, una iniciativa destinada a facilitar la inserción laboral de medio millar de personas mayores de 30 años, paradas de larga duración y que se encuentran actualmente en riesgo de exclusión social.

La vicepresidenta de la Diputación, Maria Josep Amigó, ha presentado la firma del convenio de colaboración entre las tres entidades, en un acto que ha contado también con la presencia del diputado de Cooperación Municipal y responsable del Área de Promoción Económica de Divalterra, Emili Altur; el presidente de la Mancomunitat de l’Horta Sud, Carlos Fernández Bielsa; y las concejalas de Servicios Sociales y de Inserción Laboral en el Ayuntamiento de València, Consol Castillo e Isabel Lozano, respectivamente. También ha asistido la gerente de la empresa pública, Agustina Brines.

El trabajo conjunto entre las diferentes administraciones permitirá articular un convenio de colaboración valorado en 605.000 euros. Estos recursos económicos se destinarán a la realización de 500 itinerarios personalizados de inserción laboral, de los cuales 300 se orientarán a personas residentes en las comarcas de València; otros 100 específicamente para personas de las localidades de l’Horta Sud; y otro centenar circunscritos a personas residentes en la ciudad de València.

En cuanto a la Diputación de Valencia, y a través de la empresa pública Divalterra, «tenemos claro que la promoción económica de los municipios, así como la inclusión social, son ejes esenciales de nuestra acción de gobierno, y por eso apostamos claramente por el proyecto», ha subrayado Maria Josep Amigó. «Asumimos un papel activo en las políticas sociales de inserción laboral, utilizando la herramienta que representa la empresa pública Divalterra. Las políticas sociales y de impulso económico y sociales deben ir de la mano, y en esta línea se enmarca esta actuación», ha indicado la vicepresidenta.

Por su parte, Emili Altur ha incidido en que la aplicación de este programa «acredita que el emprendimiento es compatible con la prestación de ayuda a aquellas personas en riesgo de exclusión social». El responsable del Área de Promoción Económica de Divalterra ha avanzado que este plan de empleo «se pone en marcha con la intención de darle continuidad en el futuro y con el deseo de poder extenderlo al resto de comarcas valencianas», ha asegurado.
La concejala de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de València, Consol Castillo, ha destacado que se trata de un proyecto «que pone el foco en las personas más desfavorecidas» y que resultará «de aplicación inmediata», por lo que se trabajará desde la formación y el acompañamiento para que los participantes aspiren a la obtención de un puesto de trabajo de calidad «que permita sacar a las personas de la situación de precariedad». En una línea similar se ha manifestado Isabel Lozano, responsable de Inserción Laboral en el Consistorio de la capital, quien ha remarcado que este programa «contempla el compromiso de insertar al 50 por ciento de las personas participantes en el mismo». Para lograr este propósito el plan «se acompaña de competencias básicas para que la inserción resulte eficaz y efectiva en su implantación», y ha concretado que dentro del programa previsto para la ciudad de València se contempla la reserva de parte de los itinerarios para mujeres en situación de prostitución.

En última instancia, el presidente de la Mancomunitat de Municipis de l’Horta Sud, Carlos Fernández Bielsa, ha asegurado que no hay medida «más satisfactoria que poner la primera piedra de un plan orientado a dotar de empleo a las personas que carecen de trabajo». A su vez, Bielsa se ha congratulado de la colaboración institucional. «Las diferentes administraciones nos damos la mano para actuar de catalizadores entre las personas y las empresas. La unión de las administraciones resulta fundamental para mejorar la vida de la gente y generar un clima de certeza laboral», ha apuntado.

Compartir