Reivindicar los derechos de los niños saharauis y poner de manifiesto la situación en la que viven miles de menores, son los principales objetivos del programa ‘Vacances en Pau’. Una iniciativa impulsada por el área de Cooperación Internacional de la Diputación de Valencia con el apoyo de la Federación de Asociaciones de Solidaridad con el Pueblo Saharaui para que este verano 150 niños puedan pasar los meses de verano en la provincia de Valencia.

Un año más, los menores saharauis que participen en ‘Vacances en Pau’ tendrán la oportunidad de realizar un amplio programa de actividades lúdico-educativas. Con ellas, desde la Corporación provincial, se ofrece a los niños un tiempo de descanso y desarrollo personal promoviendo la tolerancia y multiculturalidad.

Además, también cobra relevancia la asistencia sanitaria y es que algunos de los niños requieren de unos tratamientos a los que no pueden acceder desde su hogar: Tinduf, en el desierto de Argelia.

Gracias a la creciente demanda por parte de los valencianos para acoger a niños saharauis, el programa ‘Vacances en Pau’ ha logrado consolidarse. Todo apunta a que la Diputación de Valencia continuará con esta apuesta para ayudar a los menores y concienciar a la sociedad de las dificultades que se viven en los campamentos de refugiados.

Compartir