Se acerca la Semana Santa y con ella las procesiones donde el trabajo de los costaleros para cargar con los diferentes pasos es fundamental.

Sin embargo, el esfuerzo que se realiza durante estos días puede derivar en importantes dolencias físicas y es que la mala distribución del peso puede provocar lesiones, roturas e incluso la aparición de hernias. Según los centros sanitarios el primer paso a seguir es la prevención.

Una vez comienza la procesión, para aliviar el dolor y prevenir complicaciones, los fisioterapeutas recomiendan el uso de fajas o vendajes. Mantenerse erguido o contraer la musculatura son algunas de las recomendaciones que deben cumplirse para evitar lesiones realmente graves.

Sin duda la Semana Santa es una fecha muy especial para todas las cofradías de la Comunidad Valenciana, por ello es necesario que los costaleros sigan estas recomendaciones que hacen desde el servicio de fisioterapia de Ribera Salud.

Compartir