Se acabó el aparcamiento nocturno en los carriles bus de Valencia. Así se anunciaba oficialmente a los medios de comunicación en la pasada jornada aunque no será hasta la próxima semana cuando entre en vigor la medida por la que se restringe el estacionamiento en una treintena de calles de Valencia.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, declaraba ante los medios para explicar la restricción asegurando que la medida viene acompañada de una mejora del transporte público nocturno al aumentar la frecuencia de las líneas N1 y N6.

Sin embargo, no todas las asociaciones están conformes con la medida y es que desde la Federación Empresarial de Hosteleros de Valencia ya se ha emitido un comunicado criticando que se trata de “una medida radical y no consensuada” y denunciando la “deslealtad” del concejal por no cumplir con el compromiso de negociar la decisión final.

Desde la oposición municipal también se ha valorado negativamente la restricción de movilidad. En palabras del concejal del Grupo Popular, Alberto Mendoza, se trata de una decisión “errónea y equivocada”.

Lugares de ocio nocturno como Cánovas, El Carmen o Ruzafa será donde más se note esta última medida de Grezzi ya que vías como la calle de la Paz o la Gran Vía dejarán contar próximamente con el estacionamiento de coches.

Compartir