hosteleros

(Com. Prensa)-. Ante el anuncio realizado por el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi de prohibir el estacionamiento nocturno en el carril bus en la ciudad, desde la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) se quiere trasladar las siguientes consideraciones:

La FEHV quiere mostrar en primer lugar el malestar por la aprobación de una medida que consideramos que se ha tomado de forma unilateral y no consensuada por parte de la concejalía de Movilidad con todos los sectores implicados. Durante los últimos meses se han mantenido diferentes reuniones de la Mesa de Movilidad y en todas ellas, ante el rechazo mostrado por colectivos como el hostelero y vecinal,  siempre se ha trasladado que este tema se trataría de forma específica y que contaría con la opinión de todos los sectores. Sin embargo, no se ha cumplido este compromiso por parte de la concejalía ya que se convocó una reunión sin orden del día y con carácter de urgencia en la tarde de ayer para anunciar que la medida de prohibir el estacionamiento en el carril bus estaba tomada y que iba a hacer pública en  el día de hoy.

Los argumentos utilizados desde la concejalía consideramos que no están fundamentados ni suficientemente justificados como para tomar una decisión tan radical y que afecta directamente a miles de ciudadanos y a la oferta cultural y de ocio nocturno de Valencia.

Para la FEHV, la prohibición de aparcar en el carril-bus durante la noche tendrá como consecuencia más inmediata la reducción de la movilidad de la demanda, tanto de habitantes de Valencia como de las poblaciones de su área metropolitana, que ante las dificultades para aparcar en determinados puntos de la ciudad, como por ejemplo Cánovas, Ruzafa, el Carmen o la zona centro, prefiera quedarse en casa. Para el colectivo hostelero esto va a suponer un impacto económico negativo uno de los sectores estratégicos dinamizadores de la economía local y la creación de empleo.

Sin mejora del transporte público

La decisión de suprimir el aparcamiento en el carril bus no va acompañada de un paquete de medidas efectivas que consigan solventar los problemas e incomodidades que va a generar al ciudadano esta medida. Desde la concejalía de movilidad dirigida por Giuseppe Grezzi no se nos ha trasladado ningún plan de choque y mejora de la oferta de transporte público nocturno, más allá del aumento de autobuses en dos de las 12 líneas  que hasta ahora tienen una frecuencia de paso de 45 minutos. Además tampoco se amplían los servicios horarios de las mismas, muchos de los cuales finalizan mucho antes del horario de cierre de los locales de ocio.

Resulta paradójico que al mismo tiempo que se va a poner en marcha esta medida, se suprima el autobús Correnit que precisamente nació con el objetivo de dar servicio y conectar las zonas de ocio de la ciudad para ofrecer un transporte público alternativo al privado especialmente para los jóvenes.

Por último la Federación de Hostelería quiere recalcar que a pesar que desde la FEHV se ha reiterado la importancia estratégica de este tema para el sector desde la concejalía no se nos ha convocado a ninguna reunión para poder estudiar la conveniencia o el menor impacto posible de esta medida en uno de los sectores productivos más importantes de la ciudad.

Compartir