Mona de Pascua

La mona de Pascua es un dulce típico de la provincia de Valencia y simboliza que las restricciones de la época de Cuaresma han finalizado. Las panaderías y confiterías se afanan estos días en exponer sus productos típicos en los escaparates, demostrando su buen hacer con las monas de Pascua.

El origen del nombre es musulmán y proviene de la munna o mouna y significa provisión de la boca. Un presente que los musulmanes realizaban a su señores. La mona tiene una tradición muy arraigada en el Mediterráneo y su consumo es típico de la fiestas de Semana Santa, sobre todo en las Islas Baleares y Cataluña que se come solo el día de Pascua.

En la Comunidad Valenciana se realizan varios tipos de este dulce. El resto del año se consume como un panquemado normal y en Semana Santa se decora a base de condimentos dulces como los anisetes de colores o chocolate y se acompaña de un huevo duro o de chocolate en su versión más moderna. Las formas que los pasteleros les dan a estos dulces son de algún animal como las serpientes, lagartijas o monos.

La costumbre es que el padrino regale una mona a su ahijado el Domingo de Pascua y el lunes siguiente, las familias se reúnen para ir a degustar este dulce al campo en una comida en la que no faltan la carne para asar o la paella.

Compartir