bachillerato

Tras la última decisión del conseller de Educación, Vicent Marzà, de anular 31 aulas concertadas de bachillerato de 25 centros diferentes de la Comunitat Valenciana se han desatado las protestas por parte de la oposición al Consell.

“La Conselleria de Educación ha decidido quitar conciertos de bachillerato por ideología. Existe un principio básico que es el derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos. Es un derecho consagrado en la Constitución y que, con esta decisión, Marzà se lo está saltando”, ha dicho el portavoz autonómico de Ciudadanos, Fernando Giner.

Desde el PP también han sido claros. El concejal del Grupo Municipal Popular, Cristóbal Grau, ha informado que en la Comisión de Educación celebrada en la pasada jornada se ha pedido formalmente al Gobierno municipal “que solicite a la Consellería de Educación los informes técnicos emitidos respecto de cada una de las solicitudes de concierto denegadas, así como las correspondientes resoluciones denegatorias”.

La denegación de cada uno de los conciertos en bachillerato, ha manifestado Grau, “debe venir avalada por un informe técnico emitido por la Inspección Educativa en el que se justifiquen y motiven los criterios seguidos para la supresión del concierto, de acuerdo con las pautas que fija el Decreto aprobado en enero”. El edil popular ha insistido en que “es necesario conocer, con total transparencia, los criterios seguidos en cada caso para mantener o denegar el concierto en los colegios de la ciudad.”

Una decisión tomada por “ideología”

Giner ha destacado que la decisión obligará a las familias a cambiar de centro “con la inestabilidad que ello produce en esas edades” y ha puntualizado que los profesores “son los que más pierden con la retirada de los conciertos. En el mejor de los casos, perderán condiciones laborales y retribuciones, y en el peor, directamente su empleo”.

“En definitiva, Marzà parece olvidar que la educación concertada también es una educación pública y aprovecha las vacaciones escolares de Pascua para perjudicar a muchas familias, trabajadores y centros por el único criterio que parece válido para el conseller: su ideología”, ha concluido Giner.

La lista manejada por Cadena Ser recoge los siguientes centros:

  1. Aitana (Elche)
  2. Altozano (Alicante)
  3. Calasancio (Alicante)
  4. Dominics(Valencia)
  5. Domus (Godella)
  6. El Vedat (Torrent)
  7. Esclavas (Valencia)
  8. Guadalaviar (Valencia)
  9. Inmaculada (Alicante)
  10. L’Armelar (Paterna)
  11. La Purísima (Alzira)
  12. La Pusíssima Franciscanas (Valencia)
  13. La Salle (Alcoy)
  14. Maria Inmaculada (Carcaixent)
  15. Maristas (Alicante)
  16. Mater Dei (Castellón)
  17. Nuestra Señora de Loreto (Valencia)
  18. Nuestra Señora del Pilar (Valencia)
  19. Sagrada Familia (Elda)
  20. Salesianos (Alicante)
  21. San José de Calasanz (Valencia)
  22. Sant Antoni de Pàdua (Carcaixent)
  23. Sant Tomás de Aquino (Paterna)
  24. Santa Ana (Valencia)
  25. Santíssima Trinitat (Valencia)
Compartir