La falla infantil de José Gallego para Convento Jerusalén – Matemático Marzal es la mejor de las Fallas de 2017. Así lo ha confirmado el presidente de la Junta Central Fallera, Pere Fuset, quien ha dado voz al veredicto del jurado.

‘Abecedari artesà’, se ha impuesto a Maestro Gozalbo – Conde Altea, que ha quedado en segunda posición. Mientras, la fallita de Joan Blanch para Duque de Gaeta se ha alzado con la medalla de bronce.

El pasado martes se conoció, además, que la falla Duque de Gaeta-Pobla de Farnals, había conseguido el Ninot indultat. Un grupo escultórico de varios niños llorando en una fuente y que iban vestidos con ropas de verdad y que era obra del artista Joan S. Blanch.

Compartir