Ximo Puig le pide a Mariano Rajoy inversiones como las que ha realizado en Cataluña para el sistema de Cercanías. En total serán 4.000 millones de euros para un plan de inversiones “realista, viable y verificable porque sueño conscientes de la necesidad de hacer un esfuerzo especial”.

Estas palabras no han caído bien al presidente de la Generalitat, Ximo Puig quién ha pedido en el Gobierno central que distribuya las inversiones con “justicia y equidad” y ha añadido que no permitirá que el reparto se haga “a expensas de la Comunidad Valenciana”.

Después del anuncio que Rajoy ha hecho en Cataluña la cabeza del Consejo ha añadido que le “parece bien que Cataluña reivindico el que le corresponda, pero nosotros también queremos el que nos corresponde”.

Puig ha señalado que la Comunitat sufre también “un problema gravísimo” en trenes de cercanías, por lo cual han trasladado al Ejecutivo central que “o bien invierte el que tiene invertir” o, en caso contrario, que “se traspasan estas competencias a la Generalitat”.

Compartir