El President de la Generalitat, Ximo Puig, ha solicitado una entrevista urgente con el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para acabar con “el maltrato de inversiones” a la Comunitat Valenciana que recoge, según Puig, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017.

Como ha explicado Puig, la inversión contemplada en las cuentas del Gobierno central es de 509 millones de euros representa un 7,4% del total distribuido en todo el territorio nacional, un porcentaje “muy por debajo” del PIB y del porcentaje poblacional de la Comunitat Valenciana. Esto ha provocado, tal y como ha remarcado Puig, una “profunda desafección” de la Comunitat Valenciana hacia el Gobierno de España y es, además, “la gota que colma el vaso” en materia de financiación e inversiones estatales.

En este sentido, el Gobierno valenciano ha acordado iniciar una ronda de contactos con los grupos políticos para reivindicar las prioridades que ya se reflejaron en 2016 en la Agenda Valenciana de Infraestructuras. Puig ha indicado que la Generalitat espera que esta iniciativa sirva para elaborar un conjunto de propuestas con el objetivo de que sean “avaladas a través de enmiendas por todos los grupos valencianos” en el Congreso de los Diputados.

Inversiones pendientes en el Corredor Mediterráneo

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha coincidido con el President en que los Presupuestos Generales del Estado para 2017 suponen “un punto de involución y retroceso”. Como ha explicado, el actual proyecto sitúa a la Comunitat Valenciana prácticamente en el mismo nivel de inversión que los presupuestos de “los perores años de la crisis económica”, en 2013 y 2014, cuando se invirtieron 521 millones y 539 millones, frente a los 509 millones de euros previstos para 2017.

Además, ha hecho hincapié en que este documento prevé tan solo una inversión de 189 millones de euros para el Corredor Mediterráneo, una cifra que demuestra, según la consellera, que esta infraestructura “no tiene ningún tipo de prioridad” para el Gobierno central. Con esta asignación de recursos por parte del Estado, quedaría pendiente el 70% de la inversión necesaria para acabar los tres tramos “fundamentales” a su paso por la Comunitat Valenciana.

Compartir