urgencia

(EFE).- La sala de lo contencioso administrativo que tramita el recurso interpuesto por Ribera Salud contra la Consejería de Sanidad ha considerado que no existen “circunstancias de especial urgencia ” ni daños irreversibles que justifican la suspensión del acto administrativo.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha desestimado así la petición del grupo sanitario Ribera Salud para suspender las normas aprobadas por la Generalitat para revertir la concesión el próximo año.

No obstante, el TSJCV sí ha acordado tramitar por vía ordinaria la petición de suspensión cautelar de la resolución administrativa en tanto se resuelve el fondo del asunto.

Compartir