derrotado

Valencia Basket cae derrotado ante Unicaja de Málaga en la final de la Eurocup por 58-62 en el Pabellón de la Fonteta.

La afición ‘taronja’ no faltó a una de las citas más importantes de la temporada y abarrotó el pabellón de la Fonteta. Los seguidores de Valencia Basket no pudieron evitar la debacle que se consumó tras un errático último cuarto en el que sólo anotaron 4 puntos.

Pedro Martínez salió al partido formando con Vives, Rafa Martínez, San Emeterio, Oriola y Will Thomas. Joan Plaza por su parte formó con Alberto Díaz, Nedovic, Jeff Brooks, Waczynski y Alen Omic.

La primera posesión fue para Unicaja de Málaga gracias al salto que se llevó Omic. Unicaja comenzó, igual que sucedió en el primer partido de la serie, dominando el marcador percutiendo desde el perímetro. Díaz fue quien adelantó a los visitantes con un triple en el primer balón del partido. Oriola contrarrestaría la primera ventaja anotando una canasta de dos puntos para que Nedovic, Waczynski y Brooks pusieran el marcador en 2-10. Will Thomas cortaría la sangría inicial con un triple y un lanzamiento libre para acortar distancias. De nuevo un enchufado Alberto Díaz anotaría un tiro seguido de una bandeja de Nedovic para colocar el 6-14 en el ecuador del primer tiempo. Momento que aprovechó el técnico de Valencia Basket para sacar a Dubljevic que entró al partido anotando de dos. Sastre también quiso volver a ser protagonista en la finalísima de la Eurocup anotando dos triples consecutivos. Sin embargo seria Bojan Dubljevic quién se jugaría dos triples consecutivos para adelantar a Valencia Basket en el marcador en dos ocasiones (20-18) y para sacar ventaja anotando también con un gancho para terminar el cuarto 22-18.

El segundo periodo arrancaba con un intratable Dubljevic cogiendo un rebote y anotando entre una maraña de jugadores. Rafa Martínez se uniría a la ofensiva anotando su primera canasta del partido. Tendrían que pasar cuatro minutos del segundo tiempo para que Alen Omic se colgara del aro y anotara la primera canasta de Unicaja desde el primer parcial. En la jugada posterior el pívot esloveno le pondría un tapón a Oriola para impedir la canasta fácil. Los de Pedro Martínez controlaban el inicio de este segundo cuarto y se sintieron cómodos dominando el marcador hasta los últimos minutos en que Unicaja revirtió la situación. El mismo Omic fue protagonista tras encestar un tiro libre y una canasta a tablero para romper el +10 que había conseguido Sato (31-23). Omic se ganó el respeto del pabellón en una jugada en la que rectificó la decisión arbitral asumiendo que fue él quien tocó el último un balón que salió fuera.  Unicaja conseguía recortar distancias sacando provecho del bonus en faltas de Valencia Basket y de una jugada personal de Nedovic (33-30).

Tras el descanso Valencia Basket rompía la primera posesión de Unicaja con un triple de San Emeterio (36-30). Dubljevic continuaba sumando puntos y Alberto Díaz anotaba desde más allá de la línea de 6,75 metros para acortar distancias. Van Rossom encestaba un triple para volver a abrir brecha en el marcador y encender a la afición (45-35). Dubljevic le sacaba la tercera falta personal a Díaz, jugador más acertado en las filas del conjunto malagueño, que se sentaba en el banquillo y anotaba posteriormente una canasta para aumentar diferencias. Van Rossom encestaba de tres y Dani Díez se encargaba de contestar inmediatamente (48-41). A falta de dos minutos para el final del tercer cuarto, Nedovic cometía una falta sobre Rafa Martínez que provocaba un conato de tangana fruto de la tensión del momento. Alen Omic saltaba a la pista desde el banquillo para sujetar a Rafa Martínez y los árbitros resolvieron expulsándolo del partido. Tras encestar los tiros libres, Rafa entraba a canasta y Romain Sato anotaba un 2+1 tras palmear la entrada fallida del capitán taronja (54-43).

El último cuarto comenzaba con una canasta de dos puntos de Will Thomas desde la zona tras un doble fallo de Nedovic. Dani Díez acerco a Unicaja al +10 con un triple desde la esquina (56-46). En el ecuador del último cuarto Valencia Basket desaprovechó hasta cuatro ocasiones de encestar. Díez seguía percutiendo desde el triple acercando a cinco puntos a Unicaja (56-51). Smith metía el miedo en el cuerpo a anotando un triple que ponía a sólo 2 puntos al equipo dirigido por Joan Plaza a falta de 4:28 para el final. Brooks empataba el partido con una canasta de dos puntos (56-56) a falta de 3:20. Smith ponía por delante a Unicaja con un triple para encoger el corazón de los aficionados (56-59). Alberto Díaz aumentaba las diferencias con dos tiros libres que ponían al conjunto andaluz +5 en el electrónico. Bojan recortaba distancia anotando dos tiros libres a falta de 1:31 (58-61).  La pesadilla se volvía realidad en la Fonteta y Nedovic anotaba el primer tiro libre tras una falta de Rafa Martínez en la última posesión para colocar el 58-62 definitivo.

Valencia Basket perdía así su segunda final de la temporada (la primera en Copa del Rey) tras caer derrotado en el Pabellón de la Fonteta ante Unicaja de Málaga. Los de Joan Plaza no perdieron el pulso al partido y remaron contracorriente para alzarse con el título en un soberbio último cuarto en el que dejaron a los locales en cuatro puntos. Una jugada en la que Valencia Basket se obcecó en el lanzamiento exterior hasta en cuatro ocasiones, tras capturar tres rebotes ofensivos consecutivos, marcó el devenir de una pesadilla que se terminó haciendo realidad ante los derrotados aficionados ‘taronja’. En el final del partido el capitán, Rafa Martínez, pagaba su frustración con una desafortunada reacción con Nedovic.

Compartir