Parkinson

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, se ha solidarizado con las reivindicaciones del Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson que se celebra cada 11 de abril, por lo que ha acudido a la mesa informativa que se encuentra en las puertas del edificio consistorial. “Queremos colaborar con la gente que tiene esta problemática, que es grave, y por supuesto, mostramos la disponibilidad del Ayuntamiento para trabajar con la Asociación Parkinson Valencia, a la que hemos cedido un local en el barrio de San Isidro”, ha declarado Ribó.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, declaró el 11 de abril como Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson, que es en la actualidad uno de los trastornos neurodegenerativos más frecuentes. Se calcula que en España hay alrededor de 100.000 afectados.

“La esperanza de vida de quienes padecen Parkinson es cada vez más elevada, pero no solo en esta enfermedad, sino también en otras de este tipo como el Alzheimer”, por lo que, ha seguido explicando el alcalde, “desde las instituciones necesitamos darles ayuda de muchos tipos. Desde luego, asistencia sanitaria, pero también proporcionar apoyo a la familia y facilitar conocimiento de la enfermedad, en lo cual queremos trabajar conjuntamente”, ha concluido Ribó.

A la mesa informativa de la Asociación Parkinson Valencia ha asistido también la concejala de Bienestar Social, Consol Castillo, quién ha expresado “la importancia de visibilitzar enfermedades como el Parkinson, pero también las problemáticas que lo rodean, y que muchas veces se esconden detrás del sufrimiento familiar. Ser conscientes de la realidad es el primer paso para hacer frente a la enfermedad”. Esta asociación es una entidad sin ánimo de lucro declarada de utilidad pública, que proporciona atención especializada a los enfermos de Parkinson y a sus familias con el fin de mejorar su calidad de vida.

 

Compartir