Pinedo

La carencia de la licencia ambiental ha provocado el cierre de la fase III de la estación depuradora de aguas residuales de Pinedo tal y como ha establecido el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana a través de una sentencia dictada el 30 de junio.

Dicha sentencia ha llegado tras el recurso que presentaron vecinos de Pinedo afectados por la ampliación de la depuradora.

Los demandantes reclamaban a la Conselleria de Medio Ambiente, a la Entidad de Servicios Hidráulicos y al Ayuntamiento de Valencia la nulidad de las licencias de obras y de apertura, el cierre de la depuradora y la reparación de daños por lesiones sufridas en sus bienes.

Aunque el cierre de la depuradora no va a ser total, el TSJCV sí ha sentenciado que la fase III, lugar del nacimiento del caso Emarsa , deberá cerrarse ya que ésta carece de licencia ambiental incumpliendo la ley 2/2006.

Compartir